Mi propuesta para tí

Mi propuesta para ti.

“Todo camino conduce a la irrealidad”, decía Nisargadatta.

No obstante el personaje que piensas o crees ser, el cual no es real, no puede dejar de esforzarse por salir del sufrimiento…eso lo sé. Yo también estuve atrapado en esa fantasía imaginativa.

Ramana dice que una verdad superior quema una verdad inferior. Para extraer una espina clavada en un pie, utiliza otra espina. Él quiso expresar que mientras uno tenga dudas sobre su estado de Ser, debe continuar realizando sadhana o práctica espiritual.

Comprender instantáneamente la Verdad de lo que Somos en un instante, en un segundo, no suele ocurrir por azar, aunque existen casos singulares que conozco.

Todo el mundo que ha despertado del sueño hipnótico de Maya, suele afirmar que nadie nunca estuvo sufriendo, que nadie nunca estuvo en cautiverio y que nadie nunca vino al mundo y por tanto morirá.

Esta afirmación radical es cierta para aquel que ha trascendido la identificación cuerpo-mente y se ha identificado plenamente con el Ser o Conciencia. Es el divorcio de la triada Yo-El Mundo-Dios, la célebre trimurti que narran los Vedas y enseñanzas advaitas.

Sin embargo, uno debe conocer su estado actual, en el momento presente. Reconocer desde dónde se parte para no crear una fantasía mental de quijote sin fundamento.

Por eso es tan importante en la tradición hindú (y en otras tradiciones espirituales) la figura del gurú o maestro como instrumento catalizador del cambio.

En esencia, el gurú es el espejo, el personaje humano que refleja la luz de la Conciencia y que te devuelve aquello que necesitas en ese momento y solamente para ti.

Sería muy largo de explicar que es muy complicado para el ser humano actual el encontrar un verdadero gurú físico, pero aún más complicado es encontrar un gurú sin forma sin apoyarse previamente en un modelo.

Quizás la naturaleza con su mensaje prístino y su comunicación silenciosa también pueden ser un indicativo favorable para ciertos individuos.

Todo ello depende muy mucho de tu propia composición química corporal, de tus tendencias latentes y de tus predilecciones psicológicas marcadas por la familia y la educación.

Encontrarás mensajes que enfatizan en que el verdadero maestro es la Vida, que el Silencio es la clave, que meditar es la puerta hacia la Paz que buscas, etc… Pero mientras esto no sea comprendido a nivel concientivo y no sólo a nivel intelectual, sólo será para ti un entretenimiento más, una entelequia filosófica que no tiene más relevancia que tomar unas cervezas en un bar viendo un partido de fútbol.

No sé si me explico.

Pienso que sí.

No quiero ser deshonesto y tampoco que pienses que estoy en contra de ciertas enseñanzas.

No.

Todas son válidas…pero no para todo el mundo, o por lo menos, para ciertos individuos en este momento determinado de sus vidas.

En la vida de un ser humano, un@ debe buscar siempre un cierto equilibrio, una cierta base para que la casa de la espiritualidad tenga firmes cimientos, pues es más probable que el viaje sea más agradable y las verdades reveladas más consistentes y puedan ser integradas en el diario vivir.

La diferencia entre creer y saber está en el experimentar.

No des nada por sabido.

Investiga, profundiza por ti mism@.

Comprueba si estas palabras son ciertas.

Y sobre todo atrévete a tener el coraje para dejar atrás el fardo de creencias limitantes, verdades a medias y tibiezas vitales.

Apuesta, arriésgate. Ten confianza.

Nada que perder, nada a lo que renunciar…nada que conseguir.

Este es el camino del héroe sin medallas.

Ser Nada es la mayor victoria…porque esta Nada de la que hablo no está vacía.

Lo contiene Todo. Más allá de las palabras, de la dicha y del sufrimiento.

Es verdadera Libertad.

Namasté.